Publicado el por & archivado en Sin categoría.

De forma cada vez más frecuente empresas e instituciones utilizan aplicaciones de mensajería instantánea para comunicarse con sus clientes o usuarios. Sin embargo, la necesidad de comunicar un mensaje a varios destinatarios comporta que en ocasiones el emisor deba crear “grupos” salas de chat con varios interlocutores para difundir un mensaje a todos ellos.

La creación de “grupos” (o salas de chat, como llamamos en Nepcom) es una forma funcional de agrupar a varios interlocutores y de crear una interacción dinámica y práctica en el entorno corporativo o institucional. Sin embargo la creación de “grupos” en determinadas aplicaciones puede comportar una vulneración de la normativa de protección de datos y, con ello, llegar incluso la imposición de sanciones económicas.

A finales de año de 2016 un restaurante mallorquín fue apercibido por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por la creación de un grupo de WhastApp con los comensales de la cena de Nochevieja.  Más recientemente, la AEPD condenó la infracción de un Ayuntamiento por la creación de un grupo de WhatsApp con los ciudadanos del municipio.

En la mayoría de casos, cuando una empresa o institución agrega a varios usuarios a un “grupo” de WhastApp ello permite, inevitablemente, que los distintos interlocutores puedan visualizar los números de teléfono móvil del resto de integrantes del grupo comportando ello una vulneración del deber de secreto o un riesgo para la confidencialidad de los datos. El número de teléfono no sólo se encuentra protegido por la normativa de protección de datos en la mayoría de ocasiones, sino que además resulta un dato realmente intrusivo en la esfera íntima de una persona.

Sin embargo, no todas las aplicaciones de mensajería presentan este problema. En otras aplicaciones de mensajería instantánea, como es el caso de Nepcom, la creación de “grupos” o salas de chat no permite la visualización datos de otros usuarios (número de teléfono, email, etc.), salvo que el usuario los tenga previamente agregados como contactos y los afectados hayan prestado por tanto su consentimiento.

A continuación mostramos cómo los usuarios de Nepcom únicamente pueden visualizar la información de los usuarios agregados (“contacto”) y no la de usuarios no agregados (“no contacto”), pero también integrantes del grupo o sala de chat:

*En Nepcom la información de los integrantes no agregados queda completamente protegida. El resto de usuarios no pueden visualizar la imagen de perfil, el e-mail o el número de teléfono de otros integrantes del grupo

 

Resulta por tanto necesario optar por la creación de grupos o salas de chat en canales de comunicación adecuados y que protejan los datos de los distintos interlocutores, especialmente su número de teléfono. Con ello Ayuntamientos e instituciones deben tener presente que la creación de grupos de WhatsApp con distintos interlocutores puede suponer una infracción equiparable al envío de un email a varios destinatarios sin copia oculta y ser sorprendidos con una sanción.

Los comentarios están cerrados.